Ejercicios de San Ignacio de Loyola

San Ignacio de Loyola, le escribió una carta al Doctor Manuel Miona (Venecia, 16 de noviembre de 1536) en la que le aconseja:

“[…] poneros por un mes en ejercicios espirituales […], siendo todo lo mejor que yo en esta vida puedo pensar, sentir y entender, así para el hombre poderse aprovechar a sí mismo, como para poder fructificar, ayudar y aprovechar a muchos…”

Obras completas de San ignacio de Loyola. Biblioteca de Autores Cristianos (BAC), sexta edición, 1997), pág. 736 (Carta nº 7, escrita al P. Manuel Miona, 16 de noviembre de 1536.

En en el Directorio dwe la Asociación para el acompañamiento los EE, se dice en el párrafo 1.1., que los Ejercicios:

Son un método creado por San Ignacio que facilita la realización, desde la realidad, de un proceso de análisis personal y de reorientación de la propia vida. Durante este proceso, el método enfrenta al ejercitante con el bien y el mal, la culpa, la libertad y la elección, el dolor y la muerte, la salvación y la felicidad. Esta experiencia se realiza ante y con el Dios de Jesús de Nazaret, desde su seguimiento.

El propio S. Ignacio los “hizo” en la vida y los escribió para ayudar a otros con su experiencia (Autobiografía 99).

Entendemos por Método al itinerario y al conjunto de instrucciones que guían el camino, la experiencia o el proceso a vivir. El método debe incorporarse a la vida como instrumento para el futuro, para uno mismo y para los demás (Experiencia permanente de Ejercicios)